How to Succeed at Work When Your Boss Doesn’t Respect You

https://hbr.org/2016/06/how-to-succeed-at-work-when-your-boss-doesnt-respect-you?cm_mmc=email-_-newsletter-_-management_tip-_-tip_date&referral=00203&utm_source=newsletter_management_tip&utm_medium=email&utm_campaign=tip_date

Are You a Leader, or Just Pretending to Be One?

https://hbr.org/2016/02/are-you-a-leader-or-just-pretending-to-be-one?utm_campaign=HBR&utm_source=facebook&utm_medium=social

Empresas zombies y empresas emergentes, cual es la tuya?

small office

 

Me sucede con frecuencia que muchas de las conversaciones sobre casi cualquier empresa actual deriva en la conclusión de que el modelo de empresa tradicional está agonizante. Este mundo que no es otro que el del impacto, la instantaneidad, la información, la comunicación, las tecnologías, la disrupción, la creatividad y la cooperación frente a la competitividad. Están muertas y no lo saben, viven limitadas en sus creencias y bajo direcciones agónicas que no saben por donde les viene. El cambio es imparable y el que no lo anticipe y se renueve, desaparece.

Esta tragedia varia mucho dependiendo del sector. Desde The Walking Dead en sector de las infraestructuras, a mundos mas placenteros del sector retail y consumo, o los mundos verdaderamente felices de las empresas con letras de colores. Sectores más innovadores y cambiantes frente a sectores tradicionales que no permiten mucho margen a la creatividad y la innovación. Sectores boyantes y que ganan, y sectores desolados que pierden. Cuanto más monolítico e inmóvil sea tu sector, más dolorosa es la toma de conciencia de la realidad en la que te mueves. Si te fijas con atención, resulta muy revelador el porqué las empresas tradicionales han evolucionado a lo que son, su auge y caída, y como las que no se transforman están condenadas.

Las empresas no son organizaciones de beneficencia que contratan trabajadores para realizar actos caritativos. Paul Samuelson

La crisis de la empresa tradicional necesita de alternativas de transformación que ni siquiera han sido inventadas. Por eso nos encontramos con organizaciones funcionando con los frenos puestos bajo liderazgos sin dirección o una direcciones sin liderazgo que es aun peor. Directivos desorientados ante un nivel de exigencia desconocido hasta ahora. Son fáciles de reconocer las empresas zombies, con sus estructuras piramidales, su gestión del miedo y del ordeno y mando, esa emocionalidad atenazada que degenera en una estructura de empresa lenta e ineficaz, que distorsiona sus procesos de trabajo y negocio, cara y poco competitiva. Como tantas estructuras obsoletas y decadentes que seguro te son familiares. Espero que no estés identificando estas características en tu empresa, y si es así, enhorabuena, ya tienes un buen motivo para crecer y evolucionar.

Hay varios factores que zombifican o matan a las empresas que no se transforman:

  • La globalización de los mercados
  • El efecto de las nuevas tecnologías
  • La aceleración del cambio
  • El incremento de la competitividad

El trabajo rutinario es más fácilmente sustituible por tecnologia que el trabajo creativo, y lo mismo sucede en empresas, organizaciones e individuos. En entornos cambiantes, acelerados y competitivos, será determinante la visión creativa de la organización para seguir generando valor y garantizar su supervivencia.

Si te sientes identificado como parte integrante de una zombiempresa y eres lo suficientemente valiente como para despojarte del factor miedo, tendrás ante ti un reto fantástico para desarrollar y alcanzar tu consistencia como individuo. La gestión de la confianza acabará venciendo a la gestión del miedo, donde prime la colaboración sobre la competitividad como principal garante de la perennidad de las organizaciones. La comunicación, la creatividad y la asertividad han de inspirar a líderes como tu que pretendan guiar a las organizaciones ante este nuevo paradigma mundial. Ese es el camino para las empresas y líderes del futuro, y espero que sea el tuyo también.

La empresa solo tiene una responsabilidad social: usar su energía y recursos para actividades que aumenten sus utilidades, siempre y cuando respete las reglas del juego, y se dedique a una competencia franca y libre, sin fraudes ni engaños. Milton Friedman

http://tyba.com/vicenteferrio

@vicenteferrio

¿Joven, español y en paro? toca reinventarse

Imagen

Esta foto la capturé en mi ultima visita a Tokyo. Después de un día intenso refrescando sentidos y sensaciones por esta metrópolis futurista, al anochecer me llamó la atención el contraste de este templo budista milenario custodiado por la colosal Tokyo Tower, iluminada con el gusto y precisión de esta fascinante cultura. Japón no deja de reinventarse, conviviendo tradiciones milenarias con progresos en tecnología y ciencia que marcan el ritmo del resto de la humanidad.
Esa capacidad de lucha, superación, supervivencia, respeto por la tradición, disciplina, sacrificio y búsqueda de la excelencia es una referencia para todos los que ahora nos preguntamos qué nos ha sucedido en España para estar como estamos, y que camino deberíamos intentar para mejorar como sociedad y como personas.
Creo que ya está de más seguir hablando de la cruda realidad laboral en España, de las consecuencias dramáticas en la sociedad y especialmente en los jóvenes y no tan jóvenes que son víctimas del desempleo. Ya está casi todo dicho en cifras, estudios y demás conjeturas de analistas. Sin embargo, nadie da la respuesta adecuada sobre qué actitud tomar siendo un joven español desempleado, con posibilidades de serlo o padeciendo un contrato precario que no le aporta motivación y esperanza en el futuro.

En primer lugar grábate en la cabeza que tu futuro lo decides tú con el uso de tu libertad interior, de tu libertad creativa. Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro. Lo primero que debes de aprender es a creer en ti mismo, a potenciar tu imagen personal y a venderte a ti mismo con credibilidad. Todo ello requiere visión a largo plazo, una fuerte convicción de ideas, paciencia, serenidad, sentido común, humildad y mucha sensibilidad a otras culturas.

Digo todo esto porque el objetivo final ha de ser aprender a salir de nuestra zona de confort, en la que hemos estado hasta ahora, la que controlamos, y debemos hacerlo sin miedo a la incertidumbre, con entusiasmo e ilusión. De esta forma seremos más creativos, más rápidos, más despiertos y a veces más inteligentes. Cuando nos sintamos cómodos en este nuevo escenario, estaremos preparados de nuevo para comernos el mundo, ya sea en Alemania, Brasil, Australia, México, Marruecos o incluso España.

Reinventarnos en nuestras vidas es una realidad física. Hay que pensar en grande, elevar nuestras capacidades y metas, y como he repetido en ocasiones anteriores, trabajar mucho nuestro autoconocimiento, preguntarnos qué hemos hecho hasta ahora, y qué queremos hacer a partir de ahora. Debemos enfrentar y combatir cualquier confusión y frustración actual, confiar en el instinto, y no dejar que nuestro pasado domine nuestro futuro.

Una vez que nuestra formación y capacidades técnicas, analíticas y resolutivas se dan por descontado, lo que marcará la diferencia en nuestro periplo laboral serán nuestras habilidades sociales e interpersonales, nuestra capacidad de empatizar con los demás y nuestra actitud asertiva ante lo que nos rodea. La empatía es el sistema circulatorio que nos une, y las emociones el fluido que corre por nuestro interior. De esta forma, cuando estas buscando empleo, estas vendiendo tus mejores habilidades personales, y la mayoría de las veces estas no tienen que ver tanto con tus aptitudes técnicas o de formación sino mas bien con tus aptitudes emocionales, de autocontrol, creatividad, negociación y comunicación empática y asertiva.

Nuestro objetivo ha de ser liberar y optimizar nuestro autentico potencial para sacar lo mejor de nosotros mismos, y no importa si tenemos que aprender de nuestros fracasos, pues ese es el camino necesario para crecer y posteriormente identificar y valorar nuestros éxitos. No olvidéis nunca que los ganadores buscan soluciones mientras los perdedores buscan escusas. Y no estoy tratando de transmitir un espíritu en exceso competitivo y ambicioso con el que no comulgo, sino una actitud positiva que propicie la cooperación con los demás mediante una actitud asertiva para resolver con eficacia y justicia los problemas a los que nos enfrentamos.

Si vuestro objetivo es volver al trabajo cuanto antes, necesitaremos de una buena dosis de proactividad, energía y constancia, pues no se trata de una tarea sino de una estrategia, es tomar decisiones y realizar acciones que afectan a nuestro futuro. Para enfocarnos en lograr el objetivo hasta conseguirlo, tendremos que decir no a todo lo que no esté alineado con ese objetivo. Toda la gente que consigue resultados son personas que tienen claras sus metas y concentran toda su energía en la consecución de las mismas. El resto debemos dejarlo a un lado teniendo el coraje de decir que no a algunas cosas. Puede resultar duro decirlo, pero a veces hay que renunciar a vivir otras vidas que nos gustarían, lo primero es lo primero, y debemos evitar dispersarnos.

Por tanto, antes de decidir acometer algún proyecto en nuestra vida, debemos hacernos la siguiente pregunta: ¿este hecho contribuye a la consecución de mis metas? Y actuar en consecuencia.

http://tyba.com/vicenteferrio

@vicenteferrio

Expatriación, opción o necesidad?

expatriación

 

Esta foto del encabezamiento la capturé en una de las carreteras costeras cercanas a San Francisco, California, con el Pacifico a mi derecha custodiado por infinidad de acantilados y verdes colinas. Acabábamos de visitar Muir Woods, el impresionante bosque de sequoias mejor conservado del planeta, un espectáculo para los sentidos y un contraste brutal con el área metropolitana de la bahia de San Francisco. Esta carretera solitaria, junto al océano y entre paisajes bucólicos me hizo reflexionar sobre el simbolismo de seguir adelante por una nueva ruta, desconocida, incierta y cautivadora, tal cual sucede en la vida misma ante situaciones extraordinarias. Todos conocemos las duras circunstancias que actualmente padece la población activa española, especialmente los jóvenes, y que cada vez es más recurrente la idea de salir del país en busca de un futuro mejor. Algo que en la teoría se puede percibir como un trauma profesional para el que por obligación ha de abandonar su zona de confort para lanzarse al vacío de la incertidumbre, deberíamos procesarlo como una aventura ilusionante y una oportunidad única de crecimiento personal. Todo ello depende lógicamente de nuestra capacidad de adaptación y la forma en que cada uno interpreta ese tipo de acontecimientos. No es lo mismo dar el salto libre de cargas económicas y familiares que hacerlo con una familia a tu cargo.
Debemos ser conscientes que el cambio de ciclo al que nos estamos enfrentando no es algo transitorio, sino mas bien permanente, y lo digo con datos realistas y contrastables de que aun suponiendo que empecemos a recuperarnos de la recesión española en 2014, en el mejor de los casos disminuiríamos la tasa de desempleo en un 1% anual, es decir, que necesitaríamos al menos de 15 años para pasar de un 26% de paro al 10% esperable de un país como España. A pesar de que es demasiado tiempo para la vida laboral de cualquiera, debemos estar convencidos de que en pocos años la situación va a mejorar y propiciará nuestro regreso con grandes aptitudes para emprender y levantar nuestro país. Conclusión, en el corto plazo muchos profesionales se verán obligados a salir de España para mejorar y crecer, para luego regresar. Por tanto, seamos prácticos asumiendo cuanto antes esta realidad y preparémonos mentalmente para gestionar este cambio vital.
Este cambio vital implica un gasto de energía extraordinario, un sobresfuerzo ante el desarraigo, y una sensación de vulnerabilidad a la que no estamos acostumbrados en origen. Es conocido que nuestras interpretaciones de los acontecimientos generan nuestras emociones, por eso es muy importante controlar siempre las riendas de nuestro estrés. Todo pasa y todo se supera, y al final llegamos al equilibro, incluso en las peores circunstancias, pues las personas solo cambiamos de verdad cuando nos damos cuenta de las consecuencias de no hacerlo.
Un trabajo internacional requiere de mayor exigencia que un trabajo en el mercado domestico, pues en internacional no solo somos nuestra propia imagen o la de la profesión que elijamos, también lo somos de nuestra compañía y de nuestro país. Se trata en definitiva de mucho más que un puesto de trabajo, implica una necesidad de mayor versatilidad y capacidad de improvisación, de resolver problemas mediante el dialogo con eficacia. Tenemos que dosificar y optimizar nuestro tiempo y energía, quizás un 90% para adaptarnos a circunstancias muy distintas a las normales, incluso al idioma, y un 10% con que desempeñar nuestra actividad al 100% de lo esperado. Son claves la tolerancia, la capacidad de adaptación, fluir con las circunstancias y una actitud asertiva, eficaz y justa. Como dicen, la ilusión mueve los sueños y también los proyectos grandes y difíciles, por ello nuestra tenacidad y constancia serán claves para lograr el éxito en internacional.
La experiencia de vivir como expatriado, o salir a trabajar internacionalmente, es una vivencia que nos hace mejores personas, más humildes y tolerantes. No podremos vender experiencias si no las tenemos, y el bagaje de vivir fuera de España proporciona vivencias de por vida y una sensibilidad a las diferentes culturas que nos reportará beneficios en todas las facetas de nuestra personalidad. Librarnos de un único esquema mental nos ayuda a ver otras perspectivas y a ser personas integralmente flexibles, y eso en definitiva es lo que mueve el mundo.
Algo importante que no quiero dejar de deciros es que irse fuera no significa hacerlo para siempre y perder el arraigo. Arraigo esa palabra tan poco usada y que significa tanto para nuestra sociedad latina y mediterránea. Nos cuesta demasiado alejarnos de nuestro entorno de familia y amigos, de nuestra ciudad, y en definitiva de nuestra zona de confort, la zona que controlamos. Esta cultura del arraigo representa para nosotros un verdadero hándicap a la hora de lanzarnos a comernos el mundo por países. Sin embargo, eso no puede ser un obstáculo insalvable y os animo a dar el paso haciendo el ejercicio de volver, manteniendo nuestras referencias, nuestros contactos, nuestra familia y amigos, nuestro patrimonio y nuestro amor por la madre patria. Para lograrlo, como todo en la vida, necesitamos de un plan y llevarlo a cabo de forma metódica y concienzuda, es decir, una estrategia. El objetivo es seguir vivos socialmente en origen y no morir de forma lenta y paulatina. La realidad es que con suerte regresareis a casa una o dos veces al año, y mantenerte vivo socialmente en esas circunstancias es un verdadero reto y supone otro esfuerzo adicional.
Por tanto, ahora que tan de moda está alertar sobre la fuga de cerebros, os digo que no debe ser tal, y que lo importantes es irse y volver. Yo soy un ejemplo de ello, pues actualmente vivo entre México y España, y ya lo hice en otros países anteriormente, y os confirmo que es posible. En unos años la situación de España mejorará y todos tendremos la oportunidad de regresar.
Por último, he de deciros que a pesar de que siempre deberemos de ser extremadamente respetuosos con los factores diferenciales de las distintas culturas que nos acogerán, también será nuestro deber hablar bien de España, sin exagerar y con la mayor de las sensibilidades hacia las otras culturas, pero lo que nunca debemos hacer es magnificar o exagerar la situación de crisis que vivimos en casa, pues eso no beneficia a nadie, ni a nosotros, ni a nuestras empresas ni a la marca de España en el mundo. Nunca deberemos olvidar nuestras referencias, ni quiénes somos ni de dónde venimos. Y por si tenéis alguna duda al respecto, echad un vistazo al documento Estrategia Española de Política Económica, del 27 de septiembre de 2012.

http://tyba.com/vicenteferrio

@vicenteferrio

Management asertivo: eficacia y justicia

Imagen

El mundo está cambiando y tenemos la fortuna de ser espectadores en tiempo real de una serie de acontecimientos históricos que se recordarán durante décadas como las consecuencias sociales y empresariales del cambio de ciclo que originó el crash el 2008. No existen premios ni castigos, tan solo consecuencias de actuaciones pasadas, que cada uno interpreta y procesa personalmente dependiendo de sus creencias o de la información que asimila, pero de lo que no hay duda es que estas consecuencias y el aprendizaje que de ellas se derive determinará y condicionará la vida de generaciones presentes y futuras, victimas colaterales de una sociedad alienada y unos líderes y creadores de opinión que hicieron de la pereza intelectual su marca de identidad. Se ha consumado el triunfo de los mediocres en nuestra sociedad, y cambiar ese rumbo que ha arrinconado la excelencia necesitará de un proceso de cambio personal de cada uno de nosotros que después transcienda a la sociedad. Para salir de esta crisis económica, política, social y de valores, lo primero es saber quiénes somos , ser conscientes de nosotros mismos y asimilar que tenemos que cambiar para reinventarnos. Las personas solo cambiamos de verdad cuando nos damos cuenta de las consecuencias de no hacerlo.

Para muchos jóvenes y no tan jóvenes, su principal objetivo es volver al trabajo cuanto antes. Ello requiere de proactividad, energía y constancia. No es una tarea, es una estrategia, es tomar decisiones y realizar acciones que afectan a nuestro futuro. Reinventarse no es una opción, sino una necesidad, abrazando la incertidumbre, perdiendo el miedo al cambio y ganando nuestra libertad personal. Esa incertidumbre nos hará más creativos, más despiertos, más rápidos y más inteligentes.

Debemos de incentivar y recuperar para la sociedad los tres factores educativos fundamentales que nunca debieron de abandonarse. El factor cognitivo: saber pensar, el factor emocional: saber reconocer y controlar nuestras emociones, y el factor moral: tener asimilados valores morales básicos. Factores educativos básicos para que los jóvenes golpeados por la crisis sean capaces de armonizar en la sociedad y enfocarse en lo que quieren, sin dispersarse, renunciando a vivir otras vidas irreales. Hay que tener el coraje a de decir no a muchas cosas para no perder de vista el objetivo de lo que cada uno quiere llegar a ser. Es fundamental salir de la zona de confort y adentrarse en la zona de incertidumbre. Si tienes miedo, estas de enhorabuena, vas por el buen camino, porque en cuanto abrazas la incertidumbre, el miedo desaparece. Solo así potenciaremos nuestra creatividad buscando soluciones y no excusas. No permitamos que esta crisis sea el pretexto de nuestra incompetencia.

http://tyba.com/vicenteferrio

@vicenteferrio

 

De qué hablo cuando corro el NYC marathon

New York City

New York City

New York nunca decepciona, imposible que te deje indiferente, incluso a pesar de la debastación de Sandy y con medio Manhattan sin electricidad, la capital del mundo mantiene el tipo, su gente y su actividad. Y el NYC marathon no podía ser menos. Ni siquiera la cancelación repentina apenas el dia antes de la gran cita pudo acabar con la energia positiva desplegada por los mas de 45 mil runners alli concentrados. El domingo 4 de noviembre de 2012 el run-anyway-marathon se corrió por el central park, alternativa al historico recorrido desde staten island, pasando por los 5 distritos hasta manhattan. Una experiencia unica e irrepetible, 4 vueltas al Central Park y un fin de semana de halloween inolvidable. Imagenes de una ciudad futurista, con electricidad a medias y cada quien ingeniandoselas como podia para activar su negocio o conectarse a la red. Una lección al resto del mundo, cultura, tolerancia, integración y lucha contra los elementos. Definitivamente este run anyway marathon 2012 quedará en mi recuerdo como uno de los mas especiales de los corridos en NYC.

VicenteFerrio 
NYC maraton

VicenteFerrio
NYC maraton

La Paz, Bolivia

Titicaca

Titicaca

Bolivia, Republica de Bolivia, Estado Plurinacional de Bolivia, ex-vierreynato del alto Peru, pais encantador, racial, brutal, extremo, alto y frio, amazonico y abrasador, paraiso de los seismiles, de las llanuras esteparias a 4.000 m y de las nieves perpetuas. Titicaca cautivador. Pueblo silencioso y sufridor. La Paz, inclinada, gris y acojedora. Aunque me quede con lo mejor no puedo dejar de dedicarte este poema que me nació recoriendo tus calles, en silencio, bajo el frío, bajo el sol:

Valle de piedra frío y hostil,
luz cegadora y viento vil,
como quieres que te quiera si no me dejas respirar,
falta el aire, falta el mar,
sol ardiente hasta quemar,
no te olvido ni perdono, pero te podré amar,
solo me quedan tus calles y miradas,
por las que fluir como el agua,
partir como el rio, permanecer como el mar…

Altiplano

Altiplano

Titicaca

Ciudad de México, luz, color y libertad

DF, el gigante de gigantes

DF, el gigante de gigantes

DF, Ciudad de Mexico, el gigante de gigantes, paradigma de las grandes metropolis, 25 millones, ciudad de contrastes, futurista y medieval, lujo y miseria. Luz, color y libertad. No te dejará indiferente. Culturas, nacionalidades, razas, comunidades y tradiciones en el centro neuralgico de este gran pais que es Mexico. Las sensaciones encontradas suelen ser habituales en cualquiera que decida visitarla o instalarse en ella, pero definitivamente nunca te decepcionará. Inolvidables son barrios como Roma o Condesa, culturales, bohemios y cosmopolitas. Coyoacán o San Angel, autenticos pueblos mexicanos encriptados en la metropolis. La UNAM, obra maestra de las universidades, ciudad cultural en sí misma. El Centro y Zocalo es racial, brutal y vital. Polanco, europeo y americano. Santa Fe futurista, o Xochimilco prehispanico. La vitalidad, el crecimiento, las posibilidades y las sensaciones que transmite DF representan una dosis de energia para todos los sentidos. La gente, las calles, los parques, el aire, la lluvia, los volcanes, la lucha, los tamales, las quincenas, los peseros, la comida corrida, los suburbios… y lo mejor de todo su gente, queridos mexicanos. Un verdadero reto discernir cuando un sí es sí, y cuando un sí es no. Esta cultura y esta raza adorable, fruto de tantos siglos de mestizaje. Esa musica, esa comida, ese mezcal, ese tequila, esas micheladas. No sabes por donde empezar y nunca sabrás como acabar. Mexico, el ombligo de la Luna. Tenochtitlan, el lugar de las tunas sobre el pedregal, capital del imperio azteca fundada en 1325. Setecientos años después nos acoje con cariño y hablando en español. Bienvenidos a casa.

DF hacia el sur desde la Latino

DF hacia el sur desde la Latino

A %d blogueros les gusta esto: